fbpx
En pádel podemos distinguir tres aspectos del jugador que influyen en su juego:

  • El técnico: Relacionado con nuestra habilidad para ejecutar eficazmente los golpes, desde el punto de vista biomecánico. Los golpes son herramientas, cuantos más y mejor ejecutados más fácil será resolver las situaciones cuando se presenten.
  • El físico: Relacionado con las cualidades del organismo del deportista para resistir el esfuerzo, para moverse con velocidad y agilidad en el terreno de juego.
  • El táctico: Son las estrategias que se establecen. Para coger confianza y desestabilizar el rendimiento del juego de los adversarios, siempre dentro del código de conducta.

Este artículo está relacionado con la forma de actuar y proceder en el plano psicológico.
 

La vida cotidiana también afecta a nuestra actividad deportiva, estamos influenciados por muchos factores, entre ellos “el tiempo”. Es necesario parar “un momento” para aprovechar la ocasión y no precipitarnos. Recomendamos PACIENCIA para:

  1. Calentar adecuadamente con el objetivo de reducir riesgos de lesiones. Es importante mantenernos en buenas condiciones para seguir con nuestra actividad física favorita. Para seguir disfrutándola.
  2. &nbsp

  3. Coger confianza con nuestros golpes y desplazamientos de forma gradual. Muchas veces nos centramos en detectar los puntos débiles de la pareja contraria, para intentar aprovecharlos y poder decantar la dinámica del partido a nuestro favor. La clave radica en que tenemos que haber alcanzado la confianza adecuada en nuestro juego. Y luego nos centraremos en los adversarios.
  4. &nbsp

  5. No castigarse con:
    • Los errores propios: Identifícalo y reflexiona por qué ha sucedido.
    • Los errores del compañero: No ha sido a conciencia. Animarle y dar confianza.
    • Los éxitos del adversario: Los contrarios también aciertan, sea de suerte o no.
    • La influencia de factores externos como:
    • Las condiciones meteorológicas: sol, viento, frío, calor, humedad, altitud.
    • Las condiciones de la pelota.
    • Las condiciones de las instalaciones.
    • Las condiciones de nuestro material deportivo.

El truco radicaría en no arriesgar y centrar primero la atención en uno mismo, luego en mi compañer@ (para hacer una oposición sólida), después en el equipo contrario (sin el que no podríamos jugar y disfrutar) y finalmente en el ambiente.